viernes, 17 de noviembre de 2017

Diferentes civilizaciones alienígenas pueden entrar en contacto con la Tierra


¿Como un mensaje alienígena parecería para nosotros?



Los científicos proponen que existen tres 'longitudes de onda mágicas'  luz visible que las civilizaciones extraterrestres podrían usar para entrar en contacto con la Tierra: morado profundo, rojo oscuro y amarillo.

Cuando el Instituto SETI (Búsqueda por Inteligencia Extraterrestres) comenzó en 1960, se enfocó en transmitir las radiofrecuencias que las civilizaciones alienígenas podrían enviar como faros de su existencia. Más recientemente, los científicos han adoptado un nuevo enfoque en la búsqueda de la vida extraterrestre: buscar en el cielo por la luz láser.


Este proceso, conocido como OSETI (Búsqueda Óptica por Vida Extraterrestre) busca luz en el espectro visible, mientras que el Radio SETI analiza la parte del espectro electromagnético que contiene ondas de radio y microondas, que son invisibles para el ojo humano.



En un artículo publicado en "la Nueva astronomía" , Shinya Narusawa y sus colegas de la Universidad de Hyogo presentan tres longitudes de onda visibles, probablemente, a través del cual las civilizaciones alienígenas pueden entrar en contacto con la Tierra. Aunque reconocen que las 'civilizaciones evolucionadas más altas' pueden tener mayores capacidades tecnológicas, para 'la fuerza del argumento', Narusawa y su equipo se concentraron en la situación hipotética de un planeta tan avanzado como la Tierra intentando entrar en contacto.

Mirando el tipo de tecnología láser con la que tenemos acceso, las civilizaciones alienígenas intentarían señalar su existencia a través de una luz morada, amarilla o roja. Los investigadores llegaron a las longitudes de onda que corresponden a estos colores, en parte a través de un proceso de eliminación, centrándose en los láser de estado sólido como los candidatos más probables. De las longitudes de onda de la luz que esos láseres usarían, los investigadores proponen que nuestros equivalentes del espacio exterior intentarían señalar con longitudes de onda frecuentemente observadas en el cielo.


Entonces, en algún lugar allá afuera, si un planeta como el nuestro está tratando de alcanzar con un haz de luz, tendremos una mejor idea de qué colores debemos buscar.
Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario