viernes, 13 de marzo de 2015

Luna de Júpiter tiene un océano mayor que la Tierra (posible vida extraterrestre)

El descubrimiento de agua en estado líquido lleva a nuevas direcciones en la investigación sobre la existencia de vida extraterrestre en el sistema solar.



Ganímedes, la luna más grande de Júpiter, tiene un océano subterráneo de agua salada bajo una capa de hielo que es más grande que todos los océanos de la Tierra juntos, según declaraciones publicadas el Jueves gracias al telescopio espacial Hubble.

El descubrimiento de agua en estado líquido lleva a nuevas direcciones en la investigación sobre la existencia de vida extraterrestre en el sistema solar, evaluó la agencia espacial estadounidense NASA, responsable de la misión. "Creemos que en el pasado distante, este océano puede haber estado en contacto con la superficie de la Luna", dijo el director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, Jim Green, una conferencia de prensa.
Según los científicos, el océano tiene una profundidad de cien kilómetros, de diez veces más que la Tierra, y está enterrado bajo una capa de 150 kilometros hechos principalmente de hielo. Desde la década de 1970, los planetólogos han sospechado que Ganymede - descubierto en 1610 por Galileo - podría tener un océano.

La nave espacial Galileo, de la NASA, el estudio de Júpiter y sus lunas durante ocho años, hizo un sobrevuelo de Ganímedes y enfoque para detectar un campo magnético en 2002, que era una señal que confirma la hipótesis de la existencia de un océano.
Las nuevas observaciones realizadas con el telescopio Hubble de los rayos ultravioleta permite detectar y estudiar las auroras boreales de las regiones polares de Ganímedes que, como la Tierra, son causados ​​por los campos magnéticos.
Ganímedes es también bajo la influencia del campo magnético de Júpiter, que está muy cerca. Cada vez que los cambios del campo magnético del planeta, la Northern Lights Ganímedes también cambia.

Gracias a la observación del movimiento de la aurora boreal que los científicos pudieron determinar la existencia de un gran océano de agua salada bajo la capa de hielo, lo que afecta el campo magnético de la luna.
Debido a la capacidad para conducir la electricidad a partir de agua salada, el movimiento del océano influye en el campo magnético.




Dart para Anunnakis
NOTA: CIENCIA
Fuente


Opinión

1 comentarios:

INTERESANTE ME GUSTARIA SABER MAS DEL TEMA... GERMANOSVALDOVILCHES@GMAIL.COM

Publicar un comentario