lunes, 13 de octubre de 2014

Rayo Esmeralda, Cámara de luz

Las cámaras de luz, son puentes entre realidades y conciencias.

La mayor cámara de luz que poseemos es el Tubo toroide, o campo electromagnético personal, que en su interior posee una infinita memoria celular.

Y puede ser equilibrado y transformado por geometrías, por rayos de luz o frecuencias de información, por símbolos etc.

Estas cámaras rodean el cuerpo y el aura a nivel etérico de colores, frecuencias y luces variadas y geometrías; todas las formaciones de estas realidades, son la alineación de fractales de energía que alinean los fractales del cuerpo, para que puedan recordar o experimentar nuevas realidades, o sanar conciencias antiguas.


En la antigüedad las cámaras de luz, permitían el equilibrio de energía, alineamiento espiritual y sanación, o bien sesiones de asimilación posteriores a experiencias iniciáticas.

Antiguamente para recibir una sesión de cámara, una persona sólo tenía que entrar en la habitación, tumbarse en la mesa preparada a tal efecto y relajarse. Y la mejor manera es trabajar a conciencia, con las frecuencias y las geometrías, en cada uno de sus estadios, y asi recomponer nuestra memoria celular.

La forma que toma la Cámara de Luz está únicamente determinada por tus necesidades en el momento de trabajarla, no son estáticas, se transforman, pues somos seres en constante evolución, y es importante, saber reconocer lo que vemos en meditación, pues la geometría es el lenguaje de la luz.. Si pensamos en estructuras físicas acotadas, es decir solo un color o función, en cada sesión limitarás enormemente tu propia experiencia.



Aquí os dejo la Meditación de la Cámara de Luz del Rayo Esmeralda en audio dirigida por Elsa Farrus:
Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario