martes, 16 de septiembre de 2014

Tormentas magnéticas y auroras boreales: Erupciones solares alcanzan la Tierra


Varias grandes explosiones solares tuvieron lugar esta semana, causando en la Tierra interferencias de comunicaciones, tormentas magnéticas y preciosas auroras.

La primera erupción solar tuvo lugar el 10 de septiembre y tuvo una intensidad de la magnitud X1.66, lo que significa que fue muy fuerte: las explosiones en nuestra estrellas de dividen en clases A, B, C, M y X, dependiendo del pico de flujo de rayos X, donde la clase A es el más débil y X el más potente. Dentro de estas clases también hay graduación entre 1 y 9 donde, por ejemplo, X3 significa una erupción tres veces más fuerte que una de clase X1.





Al día siguiente la NASA anunció la repetición del evento. "Dos eyecciones de masa coronal, o CME, también se produjeron en la misma zona activa que la erupción de clase X del 10 de septiembre", se dice en el comunicado de la agencia espacial, que precisa que las imágenes de las CME fueron capturadas por la Agencia Espacial Europea, el Observatorio de la Dinámica Solar (SDO, por sus siglas en inglés) de la NASA y otros observatorios.



Las explosiones alcanzaron el campo magnético terrestre el jueves y el viernes, provocando tormentas magnéticas, siendo la última la más fuerte, de clase G3 (la potencia de las tormentas magnéticas se mide en una escala entre G1 y G5), que puede durar varios días, según el Centro de Predicción de Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Las tormentas magnéticas como estas pueden causar problemas para la radio, GPS y dañar las redes eléctricas. Además, pueden provocar malestar en personas sensibles a ellas, así que se recomienda tener cuidado a los que tienen problemas cardiovasculares.

Las tormentas de la semana también han causado que los ciudadanos en muchas regiones del planeta vieran magníficas auroras.




Fuente

Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada