viernes, 11 de abril de 2014

¿Estructuras metalizadas artificiales o pareidolia marciana?


La última serie de imágenes tomadas por la Sonda Marciana Curiosity muestran grandes estructuras con formas de edificios en Marte, mas concretamente en la cima de las montañas.
Unas montañas muy rocosas y similares a las de la tierra. Pero encima de estas, a plena "superficie marciana" puede verse, aunque de forma poco clara por la resolución de la imagen, unas estructuras de lo más curiosas. Parecen destacar  entre el resto de rocas y puede apreciarse un distinto color, como más metalizado, parecen estructuras metálicas, producidas artificialmente

Cabe decir, que la imagen es difusa y por tanto puede ser cualquier tipo de formación rocosa con una forma peculiar, como una pareidolia. Es una lastima no poder hacer ningún tipo de afirmación clara debido a la baja resolución. 

Tal vez, ¿es la resolución que interesaba dar públicamente? ¿Para evitar otro tipo de conjeturas? Seguramente nunca lo sabremos..

¿Estas ruinas podrían indicar que Marte una vez fue habitada por antiguas civilizaciones inteligentes? ¿Son una pareidolia de formaciones rocosas presentes allí? ¿No son imágenes de Marte?







Redacción Victor para Anunnakis
Fuente Noticia

Opinión

1 comentarios:

Parecen construcciones Babilónicas en el desierto marciano, seguramente la aparente textura metálica puede deberse a los reflejos de luz sobre superficies lisas, y si es así, igualmente habría que preguntarse si esas superficies lisas son naturales, o porque diríamos que en realidad así lo son, cuando contrapesamos las alternativas en respuestas es cuando debemos optar por la mas fácil, cuando no, la mas lógica de las respuestas al menos por el momento. Parece ser que desgraciadamente los comandos del Curiosity no son capaces de reacción en tiempo real, así que podría pasar junto a una criatura sin siquiera enfocarla y seguir buscando las rocas en la superficie como fue programado. Creo que seguiremos teniendo este tipo de noticias auspiciadas involuntariamente por nuestro ancestral mecanismo de supervivencia: LA PAREIDOLIA

Publicar un comentario