jueves, 27 de marzo de 2014

El poder inimaginable de las palabras


Las vibraciones producidas por las palabras, se trasladan a través del aire y del espacio y así se convierten en ordenes al universo una vez las expresamos. Aun se catalizan aun mas si sumamos la emoción que está sintiendo la persona en un momento determinado.

Cuando repetimos palabras u oraciones con una intención y de manera permanente, estas se vuelven mantras, adquiriendo influencia sobre nosotros. Es por esto que algunas frases nos afectan más que otras y en los casos en el que el mantra lleve palabras que tengan significado personal e integren alguna emoción, este se vuelve mucho más fuerte.


Al expresarnos, los primeros afectados en dicha vibración somos nosotros; debemos ser conscientes y responsables  en la energía que liberamos en cada palabra, ya que no solo afecta nuestro entorno. Cada vocal tiene una longitud de onda de sonido determinada que combinadas producen una vibración diferente.Las civilizaciones antiguas como los Sumerios y Egipcios sabían perfectamente del poder de la invocación o de la oración; los Celtas también sabían esto y sus rituales mágicos estaban llenos de invocaciones. Por esto en el mundo de la magia se utilizan combinaciones de palabras que riman y que producen una vibración que afecta un campo energético, creando una realidad.

Los antiguos alfabetos como arameo, griego, sumerio, sanscrito, son sonidos de  poder en sí mismos, y para que tuvieran mayor fuerza, aplicaban una fórmula: pensamiento con visualización + emoción + sonido= manifestación

Existen muchos tipos de mantras en la magia, las ceremonias religiosas, que son abiertas para todo el mundo, los himnos de los países, los cuales conectan el colectivo de una nación a una misma fuerza, algunos dichos populares, entre otros.

Un mantra no tiene que ser religioso, lo importante es que tenga sentido para la persona que lo está diciendo. Los mantras también se utilizan en política, la música y publicidad para empoderar un producto mediante un eslogan o frase particular.

Las investigaciones del científico japonés Masaru Emoto sobre los mensajes del agua, demuestran como la palabra afecta la materia de manera muy clara, «La materia, las moléculas, son sensibles a su entorno y pueden ser afectados por mensajes y/o actitudes».

En un experimento que se realizó, «El agua destilada expuesta a música clásica tomó formas delicadas y simétricas. Foto del agua expuesta a la sinfonía Nº40 en Sol menor de Mozart. Cuando se puso la canción de Elvis Presley El Hotel de la Tristeza, el resultado fue que los cristales helados se partieron en dos. Cuando las muestras de agua fueron bombardeadas con música heavy metal o expuestas a palabras negativas, o cuando se enfocaron sobre ellas intencionadamente, pensamientos o emociones negativos, el agua no formó cristales y en su lugar se crearon estructuras caóticas y fragmentadas.»

Según los  genetistas rusos las palabras pueden programar el ADN según su frecuencia, ellos descubrieron que ese  90% del ADN que se conoce como «ADN chatarra», es el que se reprograma o recrea las nuevas estructuras celulares.

El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev dice, «los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno. Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo».

«Imaginemos una biblioteca que en lugar de archivar miles de libros sólo guarda el alfabeto común a todos los libros, entonces, cuando uno solicita la información de un determinado libro, el alfabeto reúne todo lo contenido en sus páginas y nos lo pone a nuestra disposición, esto nos abre las puertas a un misterio aún mayor: que la verdadera «biblioteca» estaría fuera de nuestros cuerpos en algún lugar desconocido del cosmos y que el ADN estaría en comunicación permanente con este reservorio universal de conocimiento.»

Garjajev concluye diciendo que el ADN puede ser modificado mediante sonidos y frecuencias y por tanto, por palabras.

Los investigadores Fred Wolf y Carlos Suárez, analizaron las vibraciones del lenguaje hebreo con un espectrograma concluyendo que: «los pictogramas que representan los símbolos del alfabeto hebreo, correspondían exactamente con la figura que conforma la longitud de onda del sonido de cada palabra».

Los estudios del Instituto Heart Math dicen:

«Creemos en la existencia de lo que ellos decidieron llamar «híper-comunicación», una especie de red bajo la cual todos los organismos vivos estarían conectados y comunicados permitiendo la existencia de la llamada conciencia colectiva»

«Si todos los seres humanos fuéramos conscientes de la existencia de esta matriz de comunicación entre los seres vivos, y trabajáramos en la unificación de pensamientos  y palabras con objetivos mancomunados, seríamos capaces de logros impensados, como la reversión repentina de procesos climáticos adversos ».

«Los delfines utilizan patrones geométricos de híper-comunicación, ultrasonido y resonancias que les sirven para interactuar con las grillas energéticas del planeta. Estos animales poseen la capacidad de producir estructuras sónicas geométricas y armónicas bajo el agua. Podríamos afirmar que los delfines ayudan más a mantener el equilibrio planetario de lo que lo hacen los humanos».

LAS PALABRAS EN NUESTRO DÍA A DÍA 
Como se puede ver la responsabilidad es grande, así como la oportunidad que se tiene con esta herramienta que nos apoya en la transformación; la cual debe dirigirse a sociedades de luz, conformada por empresas de luz.

Para los espacios sería interesante utilizar el sonido en nuestros entornos, con la música que suena durante la jornada laboral, esto no solo afectara a las personas, también funciona para limpiar y elevar la vibración de nuestros espacios, permitiendo un anclaje de frecuencias y capaz de drenar las formas pensamiento y emocionales repetitivas, que atrapan a las personas en sus estados de ansiedad de forma inconsciente; facilita además la claridad de pensamiento y organización del tiempo priorizando y decidiendo, según las necesidades del total para el cual labora, favoreciendo la introyección y la capacidad de concentración.

En los casos en los que se habla a un grupo de personas se pueden hacer muchas cosas con la voz, si el equipo de trabajo está muy estresado se le puede hablar un poco más lento para que se induzca a la tranquilidad.

Al iniciar una reunión también se puede sintonizar la voz al mismo volumen de las otras personas, esto genera mucha empatía y funciona muy bien si se está realizando una negociación; para los casos en los que se de una comunicación unidireccional se puede tener una voz mas enfática que pueda transmitir mayor seguridad, antes de hacer este tipo de comunicación es importante respirar profundo para centrar la energía y tener mayor claridad.

Para energizar el chakra de la raíz, este es que nos conecta con la tierra, los negocios y la materia; podemos pronunciar la vocal U de forma continua durante unos segundos, esto apoyara a los temas que sean para concretar.  Podemos utilizar la vocal O de forma continua para apoyar al plano mental sobre las cosas que se desea materializar, además ayuda a limpiar los cuerpos energéticos sobre todo cuando se está en ambientes densos.  La vocal A, ayuda a desarrollar la intuición, la cual es muy importante para cualquier actividad personal o laboral.  La repetición de OM genera también limpieza de energía pero además despeja la mente e induce a la persona a seguir y no quedarse estancado en los procesos.  El mantra RO, apoya en la proyección de una idea o decreto que se haya hecho, la proyección de la visualización se debe hacer preferiblemente en color dorado y se hace simultáneamente con el sonido del mantra.  La pronunciación de HE, es de mucha fuerza, ayuda a que el campo energético se expanda, sobre este el rey Salomón decía que generaba protección para nunca ser sorprendido por una adversidad; decía también que la combinación NUN servía para conectar con los planos de la sabiduría lo cual hacia que pudiera abordar cualquier tema con mucha propiedad.

Lo más importante es abrirse al lenguaje del cambio que involucra: pensamiento, palabras, acciones y emociones de forma coherente.

Las palabras se convierten en PALABRAS DE PODER una vez hacemos conciencia de ellas.

Muchos de estos cambios no se dan inmediatamente, se deben reemplazar aún los viejos patrones, pero cada pequeño paso construirá una nueva realidad de la reactividad a la pro actividad, ya no  preguntaremos que va a pasar, porque lo construiremos.

Fuente
Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario