lunes, 9 de diciembre de 2013

La relatividad y la cuántica se funden para explicar el universo

Los agujeros de gusano son, en teoría, atajos que pueden conectar puntos distantes en el universo, un fenómeno que podría estar vinculado con el entrelazamiento cuántico, propiedad predicha en 1935 por Einstein, Podolsky y Rosen.





Los científicos llevan mucho tiempo tratando de desarrollar una teoría que pueda describir cómo funciona el cosmos en su totalidad. Actualmente, los investigadores barajan dos teorías dispares, la mecánica cuántica y la relatividad general, que pueden explicar el universo en su escala más pequeña y más grande, respectivamente. 


El entrelazamiento y los agujeros de gusano

Una predicción de la teoría de la relatividad de Einstein implica a los agujeros de gusano (también llamados 'puente de Einstein-Rosen') que en el espacio y el tiempo pueden comportarse como atajos directos que conectan a los agujeros negros en el universo. 



Curiosamente, la mecánica cuántica sugiere que partículas como los electrones podrían estar vinculadas (entrelazadas) por una señal, independientemente de lo lejos que se encuentren. Este fenómeno físico es conocido como entrelazamiento cuántico. Einstein llamó burlonamente a esta conexión aparentemente absurda como 'acción fantasmal a distancia', por lo que propuso revisar la mecánica cuántica. 

Siguiendo sus consejos, numerosos experimentos han demostrado que el entrelazamiento cuántico es real y que puede servir de base tanto para futuras tecnologías avanzadas, como para desarrollar los ordenadores cuánticos. Al menos así lo demuestran dos grupos independientes de investigaciones que sugieren que el entrelazamiento cuántico puede estar relacionado con los agujeros de gusano. 

Los físicos teóricos Juan Martín Maldacena, del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, y Leonard Susskind, de la Universidad de Stanford, argumentaron, de acuerdo a sus estudios, que los agujeros de gusano son nada más y nada menos que cada par de agujeros negros que se enredan entre sí. 

"Hay ciertas cosas que hacen latir el corazón de un científico más rápido", confiesa Kristan Jensen, físico teórico en la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, y autor del otro estudio. "Pero una cosa muy interesante es que, tal vez inspirados por estos resultados, podamos entender mejor la relación entre el entrelazamiento cuántico y el espacio-tiempo", añade en declaraciones a la revista 'LiveScience'. 

Si las afirmaciones de estos dos grupos de científicos son ciertas, la mecánica cuántica y la relatividad general podrían hacer un puente de conocimientos que, a su vez, ayudaría a entender mejor los misterios del universo.


NOTA: CIENCIA

Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario