viernes, 15 de febrero de 2013

Sistema de defensa Ruso, intercepta varios "meteoritos"



Habitantes de Cheliábinsk, una ciudad rusa en la región de los Urales, testimonian que en el cielo se han producido entre cinco y seis explosiones. Su origen por el momento se desconoce.
Varios objetos en llamas cayeron en el territorio de la ciudad y en sus alrededores. En numerosos edificios se rompieron los cristales de las ventanas: se reporta que muchas personas sufrieron lesiones debido a los pedazos de cristal rotos.



Actualmente, las autoridades locales están evacuando a los niños de las escuelas y a los residentes de los distritos impactados. Además, se ha interrumpido la comunicación móvil en la zona.

En un primer momento surgió la versión de que podría tratarse de un avión. Sin embargo, el aeropuerto de la ciudad vecina de Ekaterimburgo informa de que sus radares no registraron la desaparición de ninguna nave aérea en la zona. Otra suposición es que podría tratarse de la caída de un meteorito.



Una portavoz del Ministerio ruso de Emergencias, Elena Smirnyj, ha comunicado que los dispositivos de monitorización espacial registraron destellos en las capas bajas de la atmósfera y ha concluido que el fenómeno que afectó a Cheliábinsk es una lluvia de meteoritos.

Actualización: La Fuerza Aérea de Rusia ha derribado el meteorito en la localidad de Urzumka, cerca de la ciudad de Cheliábinsk (región de los Urales), donde se habían producido entre cinco y seis explosiones y habían caído varios objetos.
Así lo han informado fuentes militares de la región, que aseguran que una andanada de misiles supuestamente voló en pedazos el meteorito a una altitud de 20 kilómetros.

La lluvia de meteoritos dejó al menos 50 personas heridas. Los testigos procedentes de las ciudades de Cheliábinsk, Tiumén y Ekaterimburgo testimonian en redes sociales colgando videos una serie de fuertes destellos en el cielo, objetos en llamas que cayeron al suelo y una nube blanca después de las explosiones.

Actualización II:  Alrededor de 400 personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, a causa de la lluvia de meteoritos que ha impactado en la madrugada del viernes en tres regiones de la zona de Urales, en Rusia, según un nuevo balance del Ministerio del Interior.

Centenares de personas han sufrido cortes a causa de la rotura de cristales, ya que la onda expansiva ha hecho estallar las ventanas de muchos edificios en la región de Cheliabinsk, según el Ministerio. "El estado de al menos tres personas es grave", ha precisado un portavoz del Ministerio, citado por la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

La lluvia de meteoritos ha impactado en seis ciudades de las regiones de Cheliabinsk, Sverdlovsk y Tyumen, así como en territorio de Kazajistán, según han confirmado las autoridades. De momento, las autoridades no tienen datos concluyentes sobre si se ha tratado de un meteorito de gran tamaño desintegrado antes de llegar a tierra o de numerosos meteoritos pequeños.

Al respecto, la jefa adjunta de prensa del Ministerio, Elena Smirnykh, ha asegurado a RIA Novosti que "las informaciones verificadas indican que se trataba de un meteorito que se incendió al aproximarse a la Tierra y se desintegró en pequeños fragmentos". Las autoridades han asegurado que los niveles de radiación se mantienen dentro de la normalidad y la agencia nuclear rusa, Rosatom, ha informado de que las centrales atómicas de la zona funcionan sin problemas.

Este suceso podría estar relacionado con el asteroide 2012 DA14, de entre 45 y 95 metros de diámetro, que se prevé que a las 20:25 horas del viernes pase cerca de la Tierra, a unos 27.000 kilómetros de distancia.






Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario