viernes, 8 de febrero de 2013

Misterioso, asombroso y enigmático - Triángulo del Dragon


EL TRIANGULO DEL DRAGON

Un lugar más aterrador que “el triángulo de las bermudas”.

Se ha comunicación mucho sobre el “triángulo de las bermudas” y los inexplicables y misteriosos sucesos que lleva asociados, sin embargo, al otro lado del mundo, existe una zona de características “ parecidas” y mucho menos conocida llamamiento el “triángulo del dragón” o “mar del diablo”.
Hace ya mil años que los japoneses tienen apreciación de esta peligrosa zona. La han llamado ma-no umi: el mar del diablo. durante años los marineros han atribuido las repetidas pérdidas de pesqueros a demonios marinos, agitados dragones, que suben a la superficie del océano para llevarse a los  barcos y arrastrarlos con sus tripulantes a sus guaridas submarinas.

El triángulo del dragón, sigue una línea que va desde el oeste de japón, al norte de "Tokio", hasta un punto del pacífico y vuelve por el este, pasando por las islas ogasawara y guam para subir, de nuevo, hacia japón. Al parejo que el de las bermudas, molde un patrón triangular.Al oeste de japón, al norte de "Tokio", sigue una línea hasta un punto del pacífico que se encuentra a unos 145 grados de latitud este. ambos se encuentran en los 35 grados de latitud oeste y este respectivamente. pero las semejanzas no terminan aquí, ambas zonas se sitúan en el extremo oriental de las masas continentales, en la caída hacia aguas profundas dónde el mar, se ve arrastrado por fuertes corrientes encima de zonas volcánicas activas.


Se trata, de una zona de gran actividad sísmica, con un fondo marino en continua metamorfosis y fosas de 12.000 metros de profundidad. islotes y masas de tierra emergen y desaparecen antes de autoridad existir cartografiadas. Hay cartas de navegación, en las que marinos experimentados han explícito trozos de tierra en los que han desembarcado y que ya no existen.
Desde hace miles de años los habitantes de la zona la han calificado como extremadamente peligrosa porque se han producido múltiples desapariciones y sucesos muy extraños. Embarcaciones pesqueras, grandes buques de la armada y aviones de todo tipo han 
desaparecido junto con toda su tripulación. Desde hace más de mil años, tanto los testimonios de supervivientes, como las últimas comunicaciones de los que no volvieron.
Todo apuntan a fallos en los sistemas de navegación, distensiones espacio temporales y desviaciones de la consciencia de los tripulantes. Se ha comprobado que la actividad magnética de la zona es superior, junto con la del triángulo de las bermudas, a cualquier zona del globo.
Las narraciones más antiguas hablan de dragones que surgen de las profundidades para tragarse naves o islas y que se vuélven al fondo del mar sin dejarr ni rastro.
Según una mito japones, existe  el “mar del diablo”, un reino donde el tiempo se halla detenido,  habla de barcos fantasmagóricos que aparecen repentinamente como si subieran de las profundidades para desaparecer al cabo de un momento.


Despertó el interés internacional científico y naval cuando se empezaron a desaparecer también de barcos patrulla, pesqueros y aviones que se desvanecían sin saber nada mas de ellos, y sin mensajes, ni rastro alguno ni de tripulantes, ni del cuerpo físico del objeto. 
El gobierno japonés, en su afán por concebir el porqué de la pérdida de barcos y personas, financió en 1955 un buque de investigación, el “kaio maru 5” , para estudiar el mar del diablo. Pero la embarcación desapareció con todos los científicos que integraban la expedición, lo que llevó al gobierno japonés a etiquetar la zona como “oficialmente” peligrosa.


Fue a finales de la década de los sesenta cuando se empezaron a empollar conexiones con el triángulo de las bermudas. en japón, obviamente, las historias sobre las misteriosas desapariciones  de barcos y aviones en la zona eran muy conocidas, pero rara vez saltaban a la prensa internacional.
Son numerosos los testigos de avistamiento ovni en esta zona del pacífico. Al parecer, que en las bermudas la actividad de naves extraterrestres es enorme. Algunas personas barajan la eventualidad de la existencia de una gran base extraterrestre en las profundidades del océano (las fosas alcanzan los 12.000 metros de profundidad), ellos provocarían las anomalías magnéticas y secuestrarían los navíos, pero… ¿con que finalidad?.


Otra medición apunta a una conectividad entre los polos magnéticos de los dos triángulos que provoca una brecha espacio temporal. la realidad es que existen dos zonas en la tierra en las que naves enormes desaparecen sin dejar rastro junto a toda su tripulación, y jamás vuelven a ceder señales de vida.
Este triángulo y once más fueron señalados por el investigador y biólogo Iván Sanderson y sus colaboradores. el clan estaba moldeado por científicos especializados en distintas disciplinas: geólogos, meteorólogos, físicos, astrónomos, etc. según ellos, existen en el planeta doce zonas de grandes perturbaciones geomagnéticas. dos de ellas son los polos y las restantes son todas marítimas. se encuentran repartidas muy regularmente: cinco de ellas alrededor del correspondiente 30 grados de latitud norte, y otras cinco en el correspondiente 30 grados sur. están separadas por distancias de 72 grados en cuanto a longitud.


En cualquier caso, parece que un número revelador de barcos y aeronaves se han desvanecido bajo circunstancias inusuales y y paranormales  resulta escalofriante la concurrencia del esbelto número de desapariciones en unas determinadas zonas del planeta.

video
video
video
video
video
video
video




Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario