jueves, 21 de febrero de 2013

La "partícula de dios" ayuda a los científicos a pronosticar el fin del universo



Los datos sobre el bosón de Higgs podrían ayudar a los científicos a determinar el posible escenario del desarrollo del cosmos. Todos los cálculos indican que en un futuro habrá una catástrofe que acabará con el universo.
Así lo declaró el doctor Joseph Lykken, físico teórico del Laboratorio Nacional Fermi y también miembro del equipo científico del Gran Colisionador de Hadrones (GCH), el principal acelerador de partículas del mundo, que encontró la llamada 'partícula de Dios'.

"Puede ser que el universo en el que vivimos sea intrínsecamente inestable y en algún momento, dentro de 1.000 millones de años, todo sea eliminado", advirtió el científico.

"Si utilizamos toda la física que conocemos ahora y hacemos cálculos, obtendremos malas noticias", agregó.


Según el científico, debido al concepto conocido como falso vacío, el actual universo será sustituido por un nuevo. "Una pequeña burbuja de lo que podría pensarse como un universo alternativo aparecerá en algún lugar y entonces se expandirá y nos destrozará”, precisó Lykken, añadiendo que este proceso se desarrollará a la velocidad de la luz.

Sin embargo, el científico señaló que la humanidad no debe preocuparse por este suceso, ya que para entonces el Sol y la Tierra ya habrán desaparecido.

El descubrimiento de la 'partícula de Dios' fue anunciado en agosto pasado. El bosón de Higgs es una partícula elemental hipotética masiva cuya existencia es predicha por el modelo estándar de la física de partículas y explicaría el origen de la masa de otras partículas elementales.
Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario