Buscador de la Web

viernes, 20 de abril de 2012

SANA TU ESPACIO ENERGÉTICO


Cada uno de ustedes vive en un espacio energético que está en la vibración y frecuencia de sus lecciones y viaje de sanación. Dentro de este espacio, tú atraes situaciones y personas que tienen dos misiones. La primera es conectar contigo al nivel energético de tu sanación. La segunda misión es mantener esta energía hasta que tu sanación esté completa. Aunque podrías culpar a otros por bloquear el flujo de energía en tu vida, ellos no son más que parte de tu viaje de sanación, sosteniendo la energía para que tú puedas completar tu ciclo de sanación. Ése es su compromiso contigo y van a hacer todo lo posible por mantenerlo, hasta que tu sanación esté completa.

El contrato álmico que encarnas es uno de sanación y transformación. Llegar a cumplirlo es el viaje más importante que jamás hayas emprendido, el único propósito de ésta y todas las vidas. Éste es el propósito de tu vida y el propósito de la vida de toda la humanidad. Cuando permites que se produzca la sanación, despejas el espacio energético que otros sostienen para ti, y te liberas a ti y a ellos de esa frecuencia energética. Pero sin tu reconocimiento consciente de este contrato, el deseo e intención de sanar, y la acción necesaria para que se produzca la sanación, te sientes atascado y lo estás, porque estás en un espacio energético que no va a ceder hasta que completes la sanación que te has comprometido a hacer.

La sanación es una promesa entre cada uno de ustedes y la Fuente, es un compromiso álmico para devolver la energía de la tierra a su más alta frecuencia de amor incondicional. Cada uno de ustedes ha hecho esta promesa y cada uno de ustedes va a regresar a su forma humana hasta que la completen. No hay límite de tiempo, no hay castigo por no completarla, y no hay ningún juicio en cuanto a lo bien que lo hagan. Pero hay el compromiso de llevar tu frecuencia desde el espacio energético de la sanación hacia una vibración más elevada, lo que vas a permitir inconscientemente hasta que completes la sanación a la que te has comprometido. Y todos en tu grupo álmico participan en el cumplimiento de tu promesa.

Todo tu camino de vida está alineado con la sanación y no puedes pasar a una vibración más elevada hasta que hayas completado esa sanación. Conocer tu promesa de sanación te permite pasar a una vibración más elevada, una vez que perdonas y te liberas a ti mismo y a todos del espacio energético de la sanación y estableces una intención para tu vida más allá de la sanación. ¿Quieres experimentar amor, alegría, abundancia o paz? Todo eso está disponible fuera del espacio energético de la sanación. ¿Quieres tener relaciones más plenas, armoniosas y felices? Todo eso también está disponible fuera del espacio energético de la sanación. Una vez que permites que se produzca la sanación, estás libre para avanzar más allá de un propósito de sanación hacia uno de tu intención y elección, y crear tu propio cielo en la tierra que se va a cumplir en tu realidad, así como para la tierra.
Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada