Buscador de la Web

lunes, 19 de marzo de 2012

Homoquiralidad


Creemos conveniente parece muy interesante el tema. Si existe una "prueba científica" dónde los científicos eluden esta prueba, que se llama "homoquiralidad" . Dónde dice que las condiciones que se dierón para formar el universo solo se dierón una vez. Por eso no se ha conseguido volver a recrear vida. Fuerón tan perfectas esas condiciones de vida del 50%-/50% que de pura matématicas se trata. Por tanto esas condiciones fuerón generadas. Todos los ingredientes justos de una olla a presión para ese cocido exacto.Ayer Iker jimenez, en cuarto milenio, lo comentaba. Nos hemos informado por varias fuentes, la verdad hay muy poca información sobre esto. Es interesante compartir este tema, aquí os dejo más información al respecto.

El Origen de la vida en la Tierra: la "natural" asimetría de las moléculas biológicas puede haber llegado desde el espacio

 

Ciertas moléculas existen en dos formas que son imágenes simétricas especulares entre sí: se les conoce como moléculas quirales. En la Tierra, las moléculas quirales relacionadas con la vida, especialmente los aminoácidos y los azúcares, existen en una sola de sus formas, “zurdas o diestras” (L ó D, Levógiras o Dextrógiras). ¿Por qué la vida ha elegido una forma sobre la otra?. Un consorcio que reúne a varios equipos franceses dirigido por Luis d’Hendecourt, investigador senior del CNRS en el Instituto de Astrofísica Espacial (Université Paris-Sud 11 / CNRS), ha obtenido por primera vez un exceso de moléculas “zurdas” (y luego un exceso de handedones “diestros”) en condiciones que reproducen las que se encuentran en el espacio interestelar.

Este resultado apoya la hipótesis de que la asimetría de las moléculas biológicas en la Tierra tiene un origen cósmico. Los investigadores también sugieren que la nebulosa solar se formó en una región de estrellas masivas. Este trabajo ha sido publicado “online” en la página web de The Astrophysical Journal Letters. El experimento se llevó a cabo en las instalaciones de sincrotrón SOLEIL en colaboración con el “Laboratoire de Chimie des molécules bioactives et des arômes” (Université de Nice / CNRS) y con el apoyo del CNES.
Las moléculas quirales son moléculas que pueden existir en dos formas (enantiómeros), que son imágenes simétricas especulares entre sí, una zurda y otro diestra. 

Por ejemplo, nuestras manos son quirales, ya que presentan dos formas, la mano izquierda y la mano derecha, ambas son simétricas entre sí, con su imagen en espejo pero no superponible. Las moléculas biológicas son en su mayoría quirales, con algunas formas favorecidas sobre otras. Por ejemplo, los aminoácidos que componen las proteínas sólo existen en una de sus dos formas de enantiómeros, la forma “zurda” (L) o forma levógira. Por otro lado, los azúcares presentes en el ADN de los organismos vivos son los únicos “diestros” (D) o dextrógiros. Esta propiedad que las moléculas presentan en los organismos vivos, de estar presentes solo en una sola de sus dos formas estructurales se llama homoquiralidad.
¿Cuál es el origen de tal asimetría en el material biológico? Hay dos hipótesis: Una postula que la vida se originó a partir de una mezcla que contiene un 50% de un enantiómero y el 50% de otro (conocida como una mezcla racémica), y que progresivamente la homoquiralidad ha surgido durante el curso de la evolución. La otra hipótesis sugiere que la asimetría que lleva a la homoquiralidad precedió a la aparición de la vida y era de origen cósmico. Esta hipótesis está apoyada por la detección de excesos L en ciertos aminoácidos extraídos de meteoritos primitivos. De acuerdo con este escenario, estos aminoácidos fueron sintetizados no racémicamente en el espacio interestelar llegando a la Tierra mediante gránulos de cometas y meteoritos.

Para dar más peso a esta hipótesis, los investigadores primero reprodujeron análogos de hielos interestelares y de cometas en el laboratorio. El aspecto novedoso de su experimento fue que, con la línea de luz del DESIRS en las instalaciones del sincrotón SOLEIL, los hielos fueron sometidos a la radiación ultravioleta polarizada circularmente (UV-CPL), imitando las condiciones encontradas en algunos entornos de espacio. Cuando el hielo se calienta, un residuo orgánico se produce. Un análisis detallado de esta mezcla reveló que contenía un exceso significativo enantiomérico de un aminoácido quiral, la alanina. El exceso, que fue de más del 1,3%, es comparable a la medida existente en los meteoritos primitivos. Los investigadores han logrado la producción, en condiciones interestelares, de las moléculas asimétricas relacionadas con la vida desde una mezcla que no contiene sustancias quirales. Esta es la primera vez que un escenario que explica el origen de esta asimetría ha sido demostrado mediante un experimento que reproduce una síntesis del todo natural.
Este resultado refuerza la hipótesis de que el origen de la homoquiralidad es prebiótico y cósmico, es decir, verdaderamente interestelar. 
De acuerdo con este escenario, la llegada de materia orgánica extraterrestre que contiene un exceso enantiomérico sintetizado por un proceso de astrofísica asimétrica (en este caso, la radiación UV CPL) es la causa de la asimetría de las moléculas de la vida en la Tierra. Este material puede incluso haberse formado fuera del sistema solar. Por último, la nebulosa solar puede haberse formado en las regiones de formación estelar masiva. En estas regiones se ha observado la radiación infrarroja circularmente polarizada en el mismo sentido. Estos resultados implican que la selección de un enantiómero aislado de las moléculas relacionadas con la vida observada en la Tierra no es el resultado de la casualidad sino de un mecanismo físico determinista.
Opinión

1 comentarios:

Habrá que seguir investigando.

Publicar un comentario en la entrada