miércoles, 2 de febrero de 2011

Los Nephilim. Los Anunnakis

 Los Nefilim o Nephilim (en hebreo nefilim, "los caídos") son, en la Biblia y otros escritos religiosos judíos y cristianos tempranos, un pueblo de gigantes o titanes hijos de los "hijos de Dios" y las "hijas del hombre" (Génesis 6:1-4). Según la traducción, el término nefilim se ha traducido variadamente por "gigantes", "titanes" o aún se ha dejado en el original hebreo.

¿PUEDEN LOS ÁNGELES TENER HIJOS CON MUJERES HUMANAS?

Parece que sí, según los escritos antiguos del profeta Enoch, no solo pudieron, lo hicieron.,....

Una Hipótesis llamada de “Los Grigoris” tiene como origen principal a una serie de libros no canónicos titulados Los Tres Libros de Enoch, aproximadamente 4000 años antes de Cristo, una serie de libros encontrados en la seudo epigrafía del Antiguo Testamento, y en un pasaje del libro del génesis.

De acuerdo a esta hipótesis, Dios le pidió a un grupo selecto de ángeles (los Grigori) que ayudaran a los Arcángeles a crear el Edén. Aquellos ángeles que descendieron a la tierra vieron a las hijas de los hombres y se encantaron con las mismas. Debido a esto, comenzaron a revelarle al hombre algunos de los secretos del cielo; como por ejemplo el movimiento de los cuerpos celestes (astrología), el arte de la guerra y de hacer armas, y el mejoramiento de la cara y el cuerpo con maquillaje y perfumes (vanidad). Algunos hasta se enamoraron y tomaron como esposas a mujeres terrenales, creando una nueva raza de descendientes similares a gigantes, llamados Nephilim. Esto enojó a Dios de tal manera que maldijo a todos aquellos que lo habían traicionado, los desterró del cielo, y los convirtió en mortales o en demonios. Dios envió un gran diluvio para limpiar el desastre dejado en la tierra por los descendientes de estos ángeles.

Algunos ángeles y arcángeles, conocidos que cayeron por estas razones son Semyazza, Samael, Uriel.Según los Libros de Enoch, los Grigori suman un número de 200 pero sólo sus líderes son mencionados: Estos son los nombres de sus jefes: Samyaza, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Danel, Azkeel, Saraknyal, Asmodeo, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazyel (también conocido como Azazel). Estos eran los prefectos de los doscientos ángeles, y el resto era todo con ellos

Conclusiones e Implicaciones Futuras

La evidencia acumulada de varios milenios apoya fuertemente la contención propuesta inicialmente por Zecharia Sitchin (y Lawrence Gardner y otros) de la llegada de extraterrestres a la Tierra para el propósito de la extracción de oro. Estos Annunaki del planeta Nibiru crearon y subsecuentemente interactuaron recíprocamente de formas substanciales con la humanidad durante miles de años. Basándonos en el trabajo de David Hudson, parece claro que los Annunaki vinieron a la Tierra para extraer oro y adquirir suministros de los elementos preciosos (como el rodio, iridio, plata y oro) en su estado mono-atómico con el propósito de ingerirlo como medio para adquirir y mantener sus poderes y potenciar su longevidad. La preponderancia de la evidencia hace de esta conclusión algo virtualmente ineludible.
Adicionalmente, no hay evidencia (con la excepción de la aparente falta de interacción en nuestros días) de que los Annunaki abandonaran la Tierra.

Tampoco existe una motivación conocida que les hubiera hecho abandonar la Tierra. Por otro lado, existen argumentos razonables y convincentes que sugieren que los Annunaki están todavía en el planeta, pero fuera de la vista. Podrían estar, sin embargo, manteniendo cualquier control que pudieran estar ejercitando a puerta cerrada. Más allá, es muy posible que existan varias facciones de Annunaki con objetivos y agendas dispares para la humanidad, y que estos desacuerdos puedan muy bien estar manejando los asuntos de la humanidad.
Las conclusiones sugieren dos notables implicaciones. La primera es el conocimiento, desde el cual cada uno de nosotros comienza a tener una visión de nuestro mundo y nuestra sociedad de un modo distinto. Este es el proceso de evaluar nuestros paradigmas – nuestra manera de ver el mundo que se ha desarrollado desde su nacimiento y que incluye posiblemente mal interpretaciones serias – y considerar si queremos revisar nuestro paradigma. Es un proceso que demanda de nuestra atención sobre los eventos de nuestras vidas, y reconocer las diferencias fundamentales entre los “dioses” y el creador del Universo.
La otra implicación es si nosotros como raza podemos o no esperar una implicación abierta de los Annunaki en nuestras vidas. El aprecio que los Annunaki demostraron por las alineaciones astronómicas de planetas como medio de determinar cuándo ciertos eventos deben proceder ya ha sido mencionada. Sabemos, por ejemplo, que un alineamiento en el año 4000 AC inició aparentemente la Civilización Sumeria, un alineamiento en el año 3100 AC pudo haber iniciado las civilizaciones Egipcias y del Valle del Indo (así como el Calendario Maya), una alineación en el año 1993 AC inició el Calendario Chino y efectivamente comenzó el reinado de Marduk, el Templo de Salomón (año 1000 AC)
Aquí os dejo una pequeña explicación sobre los Anunnakis. 

Opinión

1 comentarios:

me parece mas convincente lo de los ángeles, que en si son extraterrestres , pero no me gusta pensar en los extraterrestres verdes y cabezones y malvados, me quedo con la versión de los angeles y que los traidores fueron los que nos traspasaron los conocimientos cientificos

Publicar un comentario